AVATA is acquired by Rockwell Automation and merges with Kalypso I Learn More

La nueva normalidad de CPG’s: Tres áreas de interés para las operaciones conectadas inteligentes

[Nota del editor: este artículo se publicó en junio de 2020, durante la primera parte de la pandemia. Mucho ha cambiado desde entonces, pero los consejos que se comparten a continuación siguen siendo increíblemente importantes para tener en cuenta mientras las empresas siguen adaptándose y transformándose].

Como el mundo ha respondido a la pandemia global en la primera mitad de 2020, muchas fábricas de todo el mundo cerraron bruscamente y las cadenas de suministro se interrumpieron de repente. Los fabricantes de bienes de consumo y las marcas se enfrentan ahora a una nueva normalidad a medida que el mundo empieza a reabrirse lentamente. Todas las empresas deben desarrollar estrategias y nuevas formas de trabajar diseñadas para ayudarles a ser más resilientes en el futuro.

Una estrategia y un enfoque clave para abordar tanto la respuesta a corto plazo como la resiliencia a largo plazo son las operaciones conectadas inteligentes (SCO por sus siglas en inglés), que pueden minimizar el riesgo de interrupciones.

Expectativas de los consumidores en un mundo incierto

La crisis mundial ha impulsado cambios significativos en la relación de los consumidores con la seguridad alimentaria y los ha llevado a reevaluar algunas lealtades que antes no se cuestionaban. Esto impacta de varias maneras la forma en que se organizan las cadenas de suministro de bienes de consumo:

  1. Cambio de patrones de compra: Durante una crisis como la pandemia, los consumidores pueden cambiar de marca y comprar productos diferentes a los habituales porque los productos no están disponibles o están agotados. Esto puede deberse a la escasez de suministros o a que algunos productos no pueden comprarse actualmente para su entrega o a través de canales de venta al por menor y de comestibles no tradicionales. Los fabricantes de bienes de consumo (CPG) que aprovechan la automatización y la tecnología mejorarán la visibilidad del suministro y la optimización de la manufactura. Una cadena de suministro inteligente conectada reduce el riesgo y mejora la agilidad de la fabricación para suministrar productos, incluso cuando las cosas se vuelven impredecibles.
  2. Impulso a la trazabilidad: En la nueva normalidad, los consumidores quieren transparencia en el producto desde la materia prima hasta el punto de compra o entrega. El seguimiento del contacto con el producto se convertirá en la norma. Los fabricantes y las marcas que ofrezcan transparencia a lo largo del ciclo de vida del producto, desde el ingrediente hasta el consumidor, establecerán la fidelidad a la marca y captarán mayor cuota de mercado.
  3. Mayor necesidad de prevención de brotes: Las plantas de procesamiento de carne fueron el origen de múltiples brotes en todo el mundo. A medida que las marcas de consumo y los fabricantes de alimentos y bebidas trabajan para minimizar la transmisión de patógenos dentro de las instalaciones, pueden beneficiarse del uso de la tecnología, la automatización y el rastreo de contactos. Los fabricantes que establezcan los protocolos y procedimientos de seguridad adecuados, aumentando las operaciones con tecnologías digitales, transformarán las operaciones para que sean resilientes y garanticen un suministro de mercancías seguro y consistente.

Tres áreas de interés para las operaciones conectadas inteligentes en CPG

Las operaciones conectadas inteligentes son la capacidad de conectar los procesos y los datos en toda la empresa utilizando tecnologías digitales para descubrir nuevos conocimientos, mejorar la toma de decisiones y reducir el tiempo y los costos. Estas tecnologías conectan la empresa en todas las funciones, como el desarrollo de productos, la fabricación, las operaciones, la cadena de suministro, las ventas y el marketing.

Estos son algunos de los principales métodos que las empresas de bienes de consumo pueden aprovechar la SCO para abordar los cambios en el comportamiento de los consumidores, minimizando al mismo tiempo el riesgo de interrupción de las operaciones.

Área de interés 1: Mejorar el rendimiento de la fabricación y reducir el número de personas en el taller

Todas las empresas consumidoras tienen la responsabilidad de minimizar el riesgo de transmisión dentro de sus instalaciones, y potencialmente a los clientes. El riesgo de transmisión se reduce mediante métodos tradicionales como el aumento de los controles, la mayor separación de los empleados y la mejora de los procedimientos de limpieza. Cuando las empresas aplican tecnologías digitales a sus instalaciones de manufactura, pueden mejorar simultáneamente la salud y la seguridad de los empleados y, al mismo tiempo, mejorar el rendimiento de la fabricación y reducir los costos.

Uso de IoT y el etiquetado electrónico para obtener información remota en tiempo real

Mientras que es relativamente fácil para los trabajadores de oficina trabajar a distancia, los trabajadores de producción necesitan estar físicamente presentes en el lugar para operar las máquinas, leer el estado de la máquina o hacer un seguimiento del inventario. La tecnología IoT y de seguimiento desempeña un papel crucial en la reducción de la necesidad de presencia en sitio. Al conectar a las máquinas, los técnicos y la dirección pueden supervisar a distancia las operaciones de fabricación.

Esto puede mejorarse aún más etiquetando electrónicamente las piezas, los productos y los embalajes, de modo que siempre haya una visión en directo tanto de las cantidades disponibles como de su ubicación. Esto reduce la necesidad de realizar recuentos manuales de inventario y es un factor clave para el transporte automatizado.

Automatizar el movimiento y el manejo de materiales

La automatización del movimiento y manejo de materiales y equipos en la fábrica tiene varias ventajas:

  • Reduce directamente el número de personas en la planta al disminuir la necesidad de operadores de montacargas y otros dispositivos de transporte accionados por personas
  • Reduce el número de personas que tocan los materiales o los embalajes, reduciendo así el riesgo de transmisión de patógenos a través de superficies contaminadas
  • Reduce la posibilidad de contaminar los ingredientes y el producto terminado, lo que en última instancia reduce el riesgo y mejora la seguridad alimentaria

Existen múltiples formas de habilitar el transporte automatizado en la fábrica que responden a diferentes necesidades. Los vehículos autónomos de interior (AIV’s por sus siglas en inglés) pueden trasladar materiales y mercancías entre los almacenes y las líneas de producción. Dentro del proceso de producción, pueden combinarse con tecnologías flexibles de transporte, llenado y embalaje para reducir la necesidad de que las personas toquen o muevan los artículos de una estación a otra. Las tecnologías de automatización combinadas con análisis avanzados pueden reducir el riesgo, disminuir los costos de asignación de gastos generales y mejorar la eficacia general de los equipos (OEE) y los márgenes operativos.

Proporcionar capacitación a distancia a través de la realidad virtual

En lugar de capacitar a los nuevos asociados en el puesto de trabajo, las empresas utilizan la realidad virtual (RV) para capacitar a los nuevos trabajadores (o a los trabajadores existentes en nuevas habilidades) a distancia. La capacitación a distancia utiliza un gemelo digital de la línea de producción para crear una experiencia de RV similar a la realidad, lo que permite a los trabajadores y operarios de la fábrica formarse en una réplica virtual exacta de la línea de producción. Esto minimiza o incluso elimina la necesidad de interrumpir la producción para realizar pruebas piloto, pruebas o capacitación.

Facilitar la supervisión y el mantenimiento a distancia

Aunque las soluciones mencionadas anteriormente ayudarán a reducir la necesidad de que el personal de una empresa esté físicamente presente en la planta de producción, sigue existiendo un riesgo cuando se recurre a socios externos para el mantenimiento y la reparación de las máquinas.

Aprovechando las tecnologías digitales como SCO, IoT y análisis, las empresas pueden supervisar activamente todos los activos e identificar las fallas de las máquinas antes de que se produzcan. Esto permite programar el mantenimiento preventivo durante las horas en las que hay un número mínimo de personas en las instalaciones. En segundo lugar, mediante el uso de tecnologías de realidad aumentada (RA), las empresas pueden colaborar con técnicos remotos para solucionar problemas mediante interacciones visuales en lugar de invitarles a solucionar los problemas en las instalaciones.

Como ventaja adicional, esto mejorará significativamente el tiempo medio de reparación (MTTR) y el ratio de aciertos a la primera (FTR).

Optimizar la puesta en marcha del cambio de línea virtual y el despliegue de nuevos equipos de producción

Reducir el esfuerzo manual involucrado en los cambios de línea con herramientas de simulación/emulación para la puesta en marcha virtual. Estas herramientas también reducen el tiempo necesario para alcanzar la eficiencia operativa óptima al:

  • Comprender y optimizar los parámetros de calidad
  • Optimizar el comportamiento del control del sistema y su interacción
  • Identificar los cuellos de botella y los límites de rendimiento del sistema
  • Predecir y prevenir los tiempos de inactividad

Implementar la tecnología de distanciamiento físico personal

Incluso si se implementan todos los casos de uso anteriores, es probable que haya una necesidad de que algunas personas estén físicamente presentes en la planta. Las tecnologías digitales pueden utilizarse para ayudar a las personas a mantener su distancia social en la planta de producción.

Los dispositivos móviles personales son una opción ligera para proporcionar una señal de aviso si la proximidad a otra persona es de menos de dos metros. Esto también puede permitir el rastreo automático de contactos para entender rápidamente qué personas han estado en los mismos espacios físicos durante un periodo de tiempo específico.

Área de interés 2: Reducir el papeleo y las tareas administrativas para centrarse más en la calidad y el rendimiento operativo

Normalmente, hay muchas tareas administrativas y manuales asociadas al proceso de fabricación, desde el registro de las horas hasta el control del rendimiento de las máquinas. Estos procesos suelen ser manuales y requieren que los empleados anoten números en formularios o introduzcan datos en una computadora.

Las empresas deben minimizar estas actividades sin valor agregado automatizándolas. Esto puede hacerse mediante un sistema MES moderno o mediante la automatización de procesos robóticos (RPA). El objetivo es eliminar las actividades manuales y transformar los datos en registros electrónicos de lotes para que los trabajadores de la planta puedan centrarse más en las actividades de valor agregado, como la calidad y el rendimiento operativo.

Gracias a los dispositivos de RA, las empresas pueden proporcionar a los trabajadores datos, información e instrucciones fácilmente disponibles sin necesidad de que utilicen manuales físicos o dispositivos portátiles. Al combinar esto con un software de reconocimiento de voz, se elimina la necesidad de introducir datos manualmente. Esto crea un proceso sin papel y sin contacto.

Por último, las empresas pueden utilizar algoritmos para crear una asignación óptima de personas dentro de sus instalaciones. Mediante el seguimiento de las habilidades de los trabajadores y los certificados de capacitación terminados, se puede encontrar una combinación óptima que asigne a las personas adecuadas al puesto correcto en la fábrica, minimizando la necesidad de rotaciones o de entrenamiento individualizado. Esto reduce el riesgo de interrupciones cuando los empleados se ponen repentinamente enfermos o necesitan autoaislarse en casa. Los algoritmos de planificación pueden ayudar a ajustar las asignaciones de los trabajadores rápidamente para responder a esos cambios imprevistos.

Área de interés 3: Mejorar las operaciones con la ciencia de los datos y la inteligencia artificial

Las medidas operativas que las empresas de bienes de consumo pueden adoptar para mejorar su capacidad de recuperación no se limitan a la planta de producción. Existen oportunidades para mejorar las operaciones tanto en las fases previas como en las posteriores de la cadena de suministro mediante la captura de datos y el uso de análisis avanzados para crear una visión en tiempo real. La información basada en los datos permite tomar decisiones al instante en caso de interrupción del suministro, cambios en la demanda o problemas con los productos.

Aumentar la visibilidad de la disponibilidad de las materias primas de los proveedores

En tiempos de crisis, existe la posibilidad de que los cierres de plantas adicionales u otras interrupciones limiten repentinamente el acceso a materias primas o piezas específicas. Los fabricantes de bienes de consumo deben tratar de crear mecanismos de intercambio de datos con los proveedores. Esto crea una visión en tiempo real de los niveles de producción e inventario, lo que les permite reaccionar más rápidamente a las interrupciones y cambiar eficientemente el abastecimiento de materiales.

Incorporar el análisis automatizado de los datos de ventas en tiempo real

Por lo general, hay un retraso considerable entre el momento en que un consumidor compra un producto en una tienda minorista o en línea y el momento en que los datos de las ventas se comparten con los fabricantes o proveedores de productos. Con el etiquetado electrónico, los fabricantes pueden conocer en directo los datos de ventas en tiempo real. Mediante el uso de análisis avanzados, pueden ajustar rápidamente los niveles de producción con base en datos precisos sobre la demanda.

Proporcionar a los consumidores la trazabilidad de los productos de inicio a fin

A medida que la industria se adapta a la nueva normalidad, podemos esperar una mayor presión por parte de los consumidores, que quieren saber de dónde proceden los productos, así como dónde y cómo se han transportado. La implementación de la RFID en los productos o envases puede crear una trazabilidad del producto. Esto puede complementarse con soluciones de cadena de bloques para crear un repositorio que almacene y acceda a esta información, haciéndola visible para todos los socios de la cadena de suministro y los consumidores finales.

Crear una red inteligente de producción y distribución conectada

En lugar de especializar cada ubicación o línea de producción a un producto específico, los fabricantes deben crear flexibilidad en todos los lugares de fabricación, lo que les permite cambiar fácilmente la producción en un lugar cuando otro tiene una capacidad limitada o está cerrado temporalmente.

Conectar múltiples instalaciones de producción o líneas de producción a través de IoT y crear un gemelo digital de toda la red de producción ofrece a la dirección una visión en directo de todas las fábricas y líneas de producción para que puedan tomar rápidamente decisiones de asignación de la producción. Además, la RV puede utilizarse para capacitar rápidamente a personas que trabajen en otras líneas o ubicaciones y aumentar aún más la flexibilidad.

Por último, con una fabricación cada vez más automatizada, los argumentos para fabricar en el extranjero empiezan a disminuir lentamente. Junto con el riesgo de interrupción de las redes de suministro en caso de crisis, las empresas buscarán opciones para acortar las líneas de suministro y acercar la fabricación al consumidor final.

Ahora es el momento de empezar

Todas las tecnologías descritas en este artículo ya están disponibles y generan valor para las empresas que están a la vanguardia de la innovación digital. A medida que las empresas de bienes de consumo siguen sorteando la crisis mundial sin perder de vista la seguridad tanto de los consumidores como de los trabajadores de las fábricas, ahora es el momento de empezar a invertir en estas tecnologías y mejorar la capacidad de prosperar en la nueva normalidad.

What to Read Next